Letras que rehabilitan - Taller de Fotoperiodismo, Inc.
Somos una entidad sin fines de lucro que persigue desarrollar destrezas básicas en niños y jóvenes utilizando las artes, comunicaciones y la tecnología.
Taller de Fotoperiodismo, Educación en Puerto Rico, Departamento de Educación, Jóvenes en Puerto Rico, Prensa en Puerto Rico, Fotoperiodistas
6196
single,single-post,postid-6196,single-format-standard,mkd-core-1.0,siteorigin-panels,ajax_fade,page_not_loaded,,burst-ver-1.4.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_370,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive,no-js
Aníbal Santana Merced recalcó que la rehabilitación es posible

Aníbal Santana Merced recalcó que la rehabilitación es posibleSuquel Blondet Barreras
Redacción | Taller de Fotoperiodismo

Las decisiones que tomamos a diario repercuten en nuestras vidas. Hay personas que sin medir consecuencias, se las juegan. No es hasta que llega el momento de rendir cuentas que comprenden el valor de tomar las decisiones correctas.

El escritor y conferenciante
Merced es un gran ejemplo de que sí se puede retomar las riendas y hacer todo lo que está a su alcance para lograr que otros lo aprendan de una forma menos dolorosa.

Este verano Santana Merced regresó al Taller de Fotoperiodismo para compartir su historia con niños y jóvenes de la sede de San Juan, proyecto que impacta a estudiantes del Departamento de Educación de Puerto Rico.

Segunda vez que nos visita

La primera vez que nos visitó fue distinto, al menos su vestimenta y la perspectiva desde la que compartió sus vivencias lo fueron.

En ese momento era confinado, uno de los miles de reos del sistema correccional del país. Pero su caso era y es diferente, quizás por su forma de ver las experiencias vividas, porque cree firmemente en la rehabilitación o por su talento y pasión por la escritura.

En su segunda visita, Santana Merced presentó su último libro
A puño y letra y contó su historia, la que ahora incluye anécdotas de su vida adulta como exconfinado.

“Dejé la escuela en séptimo grado y me equivoqué ese fue el peor error de mi vida”, contó tras repasar varias etapas de su infancia. Compartió que su niñez estuvo matizada por el alcoholismo y los malos tratos a los que su padre sometía a su madre y hermanos.

Responsabilidad social

De su reflexión se desprende el sentido de responsabilidad, la aceptación de que los actos que lo llevaron a la cárcel a sus 17 años de edad fueron suyos y de nadie más. “Las personas mayores me decían, incluyendo a mi madre, que el punto, la calle, el bajo mundo solamente tenía dos salidas: y era el cementerio o la cárcel”, confesó.

Ese mismo sentido de responsabilidad llevó a Aníbal a aprovechar las oportunidades que le brindaron en la institución. Tuvo el espacio y las herramientas para escribir y compartir sus historias, y además, ofrecer charlas a niños y jóvenes como parte de una iniciativa de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras (UPR-RP), en conjunto con el Departamento de Corrección y Rehabilitación.

Tomó la lectura y la escritura como medio de escape. Palabra por palabra, oración por oración Santana Merced acumuló más que suficientes para componer y publicar su primer libro: Reflexiones tras las rejas.

Años más tarde, cuenta con cuatro publicaciones, una editorial, tres trabajos y un promedio de cuatro puntos en la UPR-RP.

Sin embargo, ahí no terminan sus logros ni su interés por demostrar su sentido de responsabilidad social. Sus planes incluyen terminar su bachillerato en Trabajo Social, hacer un Juris Doctor, “trabajar con los jóvenes y algún día regresar a las cárceles, ya no como confinado, sino como profesional”.

“Yo creo totalmente en que la rehabilitación existe, yo creo en que hay muchos confinados [la gran mayoría] que quieren cambiar su vida, es solamente que no han encontrado en el camino una mano amiga que los quiera ayudar a echar adelante”, aseguró Santana Merced.

 

La entrevista

No Comments

Leave a Comment